Limitadores de sonido

Instalación, calibración y certificación de limitadores homologados.

CONTROL DE NIVELES DE PRESIÓN SONORA PARA ACTIVIDADES CON EQUIPOS DE REPRODUCCIÓN MUSICAL. 

Un limitador de sonido o limitador acústico es un dispositivo electrónico que instalado en un sistema de amplificación tiene como misión el control de los niveles de presión sonora del equipo de sonido en aquellos establecimientos o recintos dotados de equipo de reproducción musical que estén  sujetos a autocontrol de emisiones acústicas por normativa.

Además de controlar correctamente el nivel de presión sonora de un equipo de amplificación de forma espectral, el limitador de sonido deberá garantizar una reproducción musical “limpia” libre de distorsión armónica, sin pérdida de dinámica y con una excelente respuesta de frecuencias en toda la banda audible, características imprescindibles que todos los limitadores del mercado no pueden ofrecer.


IASA Acústica instala y certifica limitadores-controladores de alta calidad para el control de cualquier actividad musical, adaptando de forma espectral el aislamiento acústico del local al nivel sonoro máximo permitido evitando molestias a las viviendas colindantes para el correcto cumpliendo de las normativas vigentes.

Limitadores que cumplen con las exigencias de todas las normativas actuales.

En la actualidad existen diversos modelos de limitadores-controladores de sonido, aunque hay que destacar que no todos cumplen estrictamente con las características técnicas exigidas en la legislación municipal o territorial. Por otra parte, independientemente que algunos cumplan inicialmente con las exigencias de la normativa, frecuentemente se puede observar como en los equipos de amplificación de algunos locales se instalan limitadores de sonido, que si bien por una parte limitan la música, por otra parte ofrecen una pésima calidad de sonido añadiendo distorsión y pérdida de dinámica a la reproducción musical.

Una vez calibrado y ajustado el limitador en los parámetros de control adaptados al aislamiento acústico que dispone el local emisor. El limitador-controlador de sonido garantizará no superar los límites de inmisión sonora establecidos en la legislación vigente, tanto en las viviendas colindantes como en la vía pública, patios interiores, etc.